8 Cambios para tomar de la dieta paleo

Jul 06, 2015

8 Cambios para tomar de la dieta paleo

0
Compartir

La dieta Paleo, también conocida como la dieta del cavernícola o la dieta de la Edad de Piedra, se ha convertido rápidamente de un plan de moda seguido por los entusiastas del CrossFit en una obsesión común. La dieta sigue los hábitos alimenticios de nuestros ancestros durante la era paleolítica: los humanos durante esta época comían sólo lo que podían cazar y recolectar. ¿Traducción? Mucha carne, frutas y vegetales, nueces y semillas. Los alimentos prohibidos son todos los procesados, incluyendo azúcar refinada, granos, legumbres y lácteos. Encontrarás opiniones encontradas acerca de si la dieta Paleo es tan saludable como lo dice su reputación. Mientras que nosotros aplaudimos el enfoque en los alimentos enteros naturales, muchos críticos argumentan que la dieta excluye varios alimentos saludables que proveen nutrientes importantes. Sin importar tu postura, todos podemos tomar algunos tips del libro de recetas Paleo (aunque sigamos manteniendo la quinoa y los frijoles en nuestro menú). Incorporando estos simples cambios de la dieta Paleo en tu rutina, sentirás como mejora tu salud y se reduce tu cintura.

Cambia las papas a la francesa por zanahorias a la francesa
Encontrarás opiniones encontradas sobre la papa entre los Paleo – algunos dicen que están completamente prohibidas, mientras que otros las consumen con moderación. Sin embargo, este vegetal lleno de almidón está extremadamente restringida mientras sigues el plan, lo cual es una regla inteligente cuando estás tratando de perder peso. Así que en tu siguiente antojo de papas a la francesas, toma una zanahoria, córtala en palitos, rocíala con aceite de oliva y hornea a 200° hasta que esté crujiente. Espolvoréala con un poco de sal y otros hierbas, y verás cómo estas zanahorias tienen el mismo sabor y textura que las papas, y sólo una fracción de las calorías.

Cambia la crema para café por lechada de almendras
Aunque probablemente alguna versión antigua de la vaca rumeaba la tierra durante la era paleolítica, nuestros ancestros no las domesticaban o cultivaban – lo que significa que los lácteos no estaban en el menú. Pero incluso si no quieres dejar tu amado queso o tu yogurt griego, saltarte la crema para café y optar por usar lechada de almendras en su lugar te ayudara a reducir unos cientos de calorías de tu java mañanero. Dos cucharadas de leche evaporada contiene 40 calorías y 4 gramos de grasa, mientras que la misma cantidad de lechada de almendra contiene sólo 2 calorías una cantidad de grasa minúscula. Esto significa que puedes tomarte una taza entera de lechada de almendra y estar consumiendo menos calorías que con unas cuantas cucharas de crema para café.

Cambia el arroz integral por arroz de coliflor
El arroz integral (siempre una mejor elección que el blanco!) puede proveer valiosos granos enteros a tu dieta, pero cuando estás tratando de bajar de peso, eliminar acompañamientos ricos en carbohidratos es una forma fácil de reducir. Por suerte, puedes usar la coliflor para recrear este acompañamiento con muchas menos calorías. Una cabeza entera de coliflor tiene únicamente 150-200 calorías dependiendo de su tamaño, mientras que una sola taza de arroz tiene alrededor de 200. Para hacerlo, simplemente corta una cabeza de coliflor en pequeños troncos y colócala en un procesador de alimentos, creando un “arroz”. Luego, coloca en el microondas unos 5-7 minutos, o hasta que esté suave. ¡Listo! Ya tienes un arroz súper bajo en calorías listo para ser sazonado. Incluso puedes usar este arroz de coliflor en tu receta de risotto favorita.

Cambia la pasta por fideos de calabacita
Ya que estás eliminando los carbohidratos con almidón de tu dieta, puedes también saltarte la pasta. Los paleos no consumen harinas o alimentos procesados, y la pasta cuenta como los dos: así que incluso si no quieres dejar la harina por completo, cambiar la pasta por fideos de calabacita puede ayudarte a perder mucho peso con el tiempo. Un bowl de spaguetti tiene alrededor de 220 calorías, sin sus condimentos – y eso es si sólo estás consumiento una taza, que es difícil. Trata de usar tiras de calabacita en lugar de pasta y aderézala con tus condimentos favoritos, sabrá tan delicioso, que ni siquiera te darás cuenta de que falta la pasta!

Cambia la harina blanca por harina de almendras
La harina refinada se tendrá que ir, pero los productos horneados se pueden quedar. Los que siguen la dieta Paleo optan muchas veces por harina de almendras cuando hornean. Esta harina está hecha de almendras molidas. Como todos los muffins, pasteles, panqués y hojaldres, los productos horneados hechos con harina de almendra se deben consumir con moderación como un placer ocasional, no como parte de la dieta diaria. Pero este sustituto inteligente es libre de gluten, alto en vitaminas y minerales y más bajo en calorías que su contraparte refinada, además de que agrega un impulso de proteína a los productos horneados.

Cambia los panes de hamburguesa por hongos Portobello
Que el pan esté prohibido en la dieta Paleo no quiere decir que las hamburguesas lo estén; los que están llevando a cabo el plan sólo tienen que ponerse un poco creativos, como con esta hamburguesa Portobello. ¿Quién no querría este platillo jugoso, lleno de proteína servido en un asado? Cambiar los panes de la hamburguesa por dos hongos Portobello no sólo baja la cantidad de calorías, también sube la de nutrientes, evitando la harina refinada.

Cambia la cátsup de marca por cátsup hecha en casa
La cátsup es el condimento principal de la hamburguesa; desafortunadamente, las variedades que se encuentran en las tiendas, llenas de azúcar, están prohibidas. Esto no significa que los paleos no disfrutan de este condimento- simplemente lo hacen en casa. Y el resultado es un condimento dulce, lleno de sabor, que no contiene ingredientes artificiales de los que nos tengamos que preocupar. Puedes hacer mucho y guardarlo en tu refrigerador para cuando lo necesites.

Cambia las malteadas por raspados
La mayoría de los postres del verano no pasarían el test Paleo, por lo que vete despidiendo de malteadas y helados hechos con los prohibidos lácteos. Pero puedes optar por un raspado como una delicia fría, que puede ser igual de rica y mucho más saludable. Hechos con una base de fruta fresca (como moras o mango) y agua, puedes ponerte creativo con los sabores, agregando hierbas como menta o albahaca, jugo de limón, un poco de miel (moderada), para un refrescante, hidratante postre para el clima caliente.

Post a Comment

Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.