Tu coach

Jun 17, 2011

¿Cómo mido el peso y la estatura?

La medida del peso es el elemento más utilizado para saber si estamos logrando la meta de llegar a nuestro peso ideal. Es común hablar de cuántas libras o kilos nos sobran y es igualmente común la pregunta ¿cuál es mi peso ideal?

El peso ideal es casi imposible de determinar porque las expectativas personales varían mucho. Por eso se recomienda utilizar, en vez del peso ideal, un indicador aceptado universalmente, llamado Índice de Masa Corporal. Lo deseable es tener un Índice de Masa Corporal inferior a 25.

El Índice de Masa Corporal es muy fácil de calcular porque existen muchos sitios cibern éticos que hacen los cálculos, sin que tengas que realizar ninguna operación matemática. Uno de esos sitios es el Centro de Información deDienut. Solamente necesitas entrar tu peso actual y tu estatura para que el sitio calcule tu Índice de Masa Corporal.

A continuación te presentamos algunas indicaciones muy sencillas:

A. Para pesarte:

  • La balanza debe estar bien graduada y con el número 0 en la posición correspondiente.
  • Debes medir el peso al comienzo del día, antes de tomar alimentos o agua.
  • Debes vestirte de la menor cantidad de ropa posible y no utilizar ningún tipo de calzado.
  • El cuerpo debe estar completamente erecto, ya que los movimientos pueden afectar la precisión de la balanza. Si se utiliza una balanza de baño, puede ser conveniente que otra persona haga la lectura para evitar que quien se esté pesando deba inclinar su cuerpo para hacerlo.
  • El peso fluctúa de un día para otro y por eso se debe medir por tres días para obtener el promedio de los datos.
  • El peso en las mujeres varía bastante debido a la hinchazón relacionada con su período menstrual.

B. La estatura en los adultos varía muy poco y, por esta razón, es común utilizar la medición reciente tomada por un profesional de la salud. No obstante, debes medir la estatura considerando lo siguiente:

  • Se debe fijar una cinta métrica a la pared u otra superficie sólida, procurando que esté perfectamente perpendicular al piso y que el extremo correspondiente al cero coincida con el nivel del suelo.
  • Se debe utilizar una cinta métrica de un material que no se estire, porque la tensión que se aplique para mantenerla recta puede afectar la precisión de la medida.
  • Es necesario que la persona que se esté midiendo mantenga su cuerpo completamente erecto, con su cabeza, sus nalgas y sus talones lo más cerca posible de la pared a la que se fijó la cinta métrica, y que mantenga sus brazos extendidos con soltura a los lados del cuerpo.
  • Es preciso que el individuo mantenga su cabeza en la posición correcta, asegurándose de mantener su columna vertebral extendida y su mirada hacia el frente.
  • Es necesario que otra persona coloque una escuadra sobre el punto medio de la cabeza de la persona que se está midiendo, de tal manera que uno de los lados de dicha escuadra quede apoyado a la pared en toda su extensión. La persona a cargo de la escuadra debe marcar el punto donde se encuentra el ángulo de unión entre el lado de la escuadra que está apoyado a la pared y el lado que está en contacto con la cabeza. Este punto corresponde a la medición de la estatura. Si no se tiene una escuadra a la mano, se puede utilizar un libro delgado de carátula dura.
  • Es conveniente anotar esta cifra para utilizarla cada vez que sea necesario recalcular el índice de masa corporal (IMC).

Al tener estos datos de peso y talla bien tomados, basta con ir a la Internet y pedirle a la computadora que calcule el Índice de Masa Corporal.

 

Sticky
0
Compartir
Jun 17, 2011

Hoy es un buen día para empezar

La clave para estar motivado y llevar un estilo de vida saludable es empezar cada día con ganas de aplicar buenos hábitos de alimentación y componer aquéllos en que fallamos el día anterior.

A continuación, te damos un ejemplo de cómo puedes aprovechar al máximo tu día, y verás que te sentirás lleno de energía y con ganas de aplicar estos sencillos cambios en los próximos días, semanas y meses.

Al escuchar el despertador con tu canción favorita, levántate y realiza una rutina de abdominales que no te tomará más de 10 minutos. Luego de tomar un baño, disfruta de un desayuno rápido y nutritivo, como un plato de fruta con yogur y granola o un licuado de frutas.

A media mañana, en el trabajo, levántate de tu escritorio y ve a dar una pequeña caminata de 5 minutos para estirarte y despejar tu mente. Toma un snack pequeño, como una porción de fruta o una barra de granola que puedes guardar en tu oficina.

¡Llegó la hora del almuerzo y debes salir a comprar comida! Puedes comer donde todos comen, pero trata de seleccionar un sándwich con jamón de pavo y queso o una ensalada con aderezo bajo en grasa y una bebida natural o gaseosa de dieta.

A media tarde, cuando ya te sientas cansado y vayas de regreso del trabajo, detente en el parque o cerca de tu casa y haz una caminata de 20 minutos. Este tiempo no sólo te ayudará a bajar de peso, sino que te relajará, y llegarás como nuevo a tu casa.

¡Hora de preparar la cena! Pídele a tu familia que te ayude; de esta forma, podrán compartir un momento juntos. Hay recetas fáciles y rápidas que todos pueden disfrutar, como unos burritos de pollo y frijol o una ensalada de papa con huevo.

¿Ves que sencillo es llevar un estilo de vida saludable y lleno de energía? Recuerda que la clave está en que te levantes cada mañana como un nuevo día, y si ayer por alguna razón no pudiste hacer la rutina de abdominales, ¡NO importa! Hoy es un nuevo día y trata de hacerla.

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos.

Sticky
0
Compartir
Jun 17, 2011

¡Más comidas en familia!

Si eres amante de las comidas caseras, ¡te traemos buenas noticias! Las comidas en familia, además de ser un buen momento para compartir con tus seres queridos, pueden fomentar mejores hábitos alimentarios y una calidad de alimentación superior.

En un estudio publicado en el Journal of the American Dietetic Association se analizaron los hábitos de alimentación de adultos jóvenes, asociándolos con la frecuencia de comidas realizadas en familia durante la adolescencia. Como resultado, se observó que las comidas frecuentes en familia promovían:

 

  • Un mayor consumo de frutas, vegetales y nutrientes como calcio, magnesio, potasio, fibra y vitamina B6.
  • Un menor consumo de bebidas carbonatadas.
  • El hábito de desayunar, específicamente en mujeres.
  • El hábito de cenar, tanto en mujeres como en hombres.
  • Un mejor comportamiento social con relación a las comidas (por ejemplo, mayor afinidad para compartir los tiempos de comida con otras personas).
  • Un esquema más organizado de alimentación, siguiendo horarios establecidos para cada tiempo de comida.

De este estudio, se concluyó que las comidas en familia (especialmente durante la adolescencia) pueden contribuir a promover buenos hábitos alimentarios y una mejor calidad de dieta en la adultez.

Sin embargo, si te cuesta hacer tus comidas en familia, te damos algunas ideas:

 

  • Organiza una reunión familiar en la que elijan algún tiempo de comida que pueden realizar juntos todos los días—o por lo menos uno o varios días de la semana.
  • Planifica el menú de cada comida junto con tu familia, incluyendo comidas que todos disfruten.
  • Sugiere que preparen el platillo favorito de uno de los miembros de tu familia cada semana o cada mes.
  • Motiva a tus familiares para que compartan sus experiencias, sentimientos y planes. Incluso podrías preparar una actividad o dinámica para fomentar el diálogo.
  • Orienta las conversaciones hacia temas positivos y no conflictivos. Un ambiente agradable es clave para que todos aprecien este momento en familia.

Las comidas familiares son un momento excelente para inculcar hábitos de alimentación saludables en los niños y adolescentes, así como para promover la convivencia familiar. Ahora, haz que el compartir alrededor de la mesa sea un aliado de tu plan de dieta y comparte también con tus seres queridos el objetivo de tener un estilo de vida saludable.

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos.

Sticky
0
Compartir
Jun 17, 2011

Los 4 pilares de un día exitoso

¡Buenos días!  Comienzas un nuevo día, te despiertas y es el momento ideal para empezar con energía.  Si te levantas tarde, probablemente no tendrás tiempo para desayunar; sólo tomas una taza de café y te vas de prisa hacia el trabajo o a la escuela.  De pronto, te enfrentas con el primer reto: ¿tienes la energía suficiente para enfrentarlo y sobrepasarlo con éxito?

Dienut te trae 3 estrategias para que puedas enfrentar todos los retos del día con éxito:

1. Desayuna. Es la primera comida del día, la que te hará una persona más saludable y con más energía. Además, tener el hábito de desayunar te ayudará a controlar tu peso. Cuando desayunas, le das a tu cerebro la energía necesaria para cumplir con tus metas del día.

Tu cerebro no tiene la capacidad de almacenar energía día tras día, por  lo que tendrás que recuperarla todos los días con el desayuno. Esto hará que desde las primeras horas tengas mejor capacidad para concentrarte en el trabajo y mejorará tu habilidad de resolver problemas sin sentirte agotado, irritado o cansado; situaciones que a menudo sienten aquellos que suelen saltarse el desayuno.

Para un perfecto desayuno, asegúrate de combinarlos nutrientes principales: proteínas, carbohidratos y grasas.

2. Descansa. El sueño reparador es un ingrediente básico para obtener la energía necesaria para un día exitoso. Los adultos deben dormir sin interrupciones de 6 a 8 horas diarias. De esta manera, tu cuerpo se recupera de toda la energía que has perdido con tus actividades cotidianas. Además, el descansar bien por las noches disminuye el estrés, te permite controlar tu ansiedad e incluso puede ayudarte a tener un mejor control de tu peso.

3. Ejercítate. El ejercicio es una excelente actividad para empezar tu día con energía. Varias investigaciones han demostrado que cuando realizas actividad física, tu cuerpo se relaja y te libreras del estrés y de la tensión emocional; además, despejas tu mente y si lo haces por las mañanas, tu mente se despeja y te permite organizar tu día.

Cuando realizas ejercicio, promueves la liberación de una hormona llamada endorfina. Esta hormona levanta el ánimo y te da una sensación de euforia.

En algunas personas, el hacer actividad física por las noches los activa demasiado y luego les es difícil dormir y descansar bien y en otras personas el hacer el ejercicio por las noches los ayuda a descansar bien.  Te recomendamos que conozcas bien cómo reacciona tu cuerpo al ejercicio y decidas si es mejor practicarlo por la mañana o por la noche.

4. Mantén una mente positiva. El tener una actitud positiva al levantarte todas las mañanas, te ayuda a que tu día sea más liviano y menos estresante. La mente tiene una capacidad impresionante de controlar tu vida. Si mantienes una actitud negativa, todo te saldrá mal, provocándote mal humor y estrés. Pero, si desde que te despiertas te haces la idea de que vas a tener un excelente día: de buen humor, con ánimos para levantarte a hacer ejercicio y con energía, el día parecerá que camina sobre ruedas y nada podrá perturbarte.

La mente positiva es esencial para que tengas mucha energía, motivación y ánimos para lograr que el día sea perfecto.

Ahora, es momento de que empieces tu día con energía, poniendo en práctica las mejores estrategias para lograrlo.

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos.

Sticky
0
Compartir
Jun 17, 2011

¡Decídete a bajar de peso!

La respuesta es simple: para rebajar, tienes que tomar la decisión de hacerlo, lo cual requiere trabajo y determinación.

Aunque ésta puede parecer una afirmación simplista, encierra una de las mayores verdades sobre el control del peso. Las personas realmente decididas a controlar su peso no solamente buscan las mejores herramientas para hacerlo, sino que cuentan con la actitud correcta que contribuye a que todos sus esfuerzos produzcan un resultado positivo.

Indispensable estar ciertamente decidido

Cuando una persona está sinceramente decidida a buscar una figura corporal con la cual se sienta satisfecha, consigue la mejor manera de hacerlo (no la más fácil), y toma las medidas necesarias (no las que le sean más cómodas). Está más dispuesta a aceptar la idea de que la solución no está sólo en hacer dieta, sino en modificar aquellos aspectos fundamentales de su estilo de vida que harán posible obtener el beneficio que espera. De esta manera, puede mantener su figura corporal indefinitivamente.

Cuando una persona está verdaderamente decidida a perder esos kilos que considera que le sobran, sin darse cuenta, lleva su vida de tal manera que todo lo que hace representa una contribución al logro del objetivo propuesto. Así, toma conciencia de que, a veces, sin tener deseos, se comía unos caramelos que, en realidad, no le hacían falta, y ahora no lo hace; en la mesa se pregunta si realmente tiene tanta hambre como para servirse una segunda vez y es capaz de controlar ese acto automático que hasta ayer era parte de su rutina alimentaria; se decide con entusiasmo a estacionar el automóvil un poco más lejos o a tomar la escalera en vez del ascensor cuando son pocos los pisos que tiene que subir.

Mucho más que dieta

No es lo mismo tomar la decisión de hacer dieta que estar auténticamente decidido a alcanzar esa figura a la que cada cual aspira.

Antes de comenzar un programa para el control del peso, debes plantearte sinceramente un objetivo y preguntarte si estás verdaderamente decidido a alcanzarlo, dejándote llevar por la agradable emoción que produce hacer bien las cosas.

 

Sticky
0
Compartir
Jun 17, 2011

¡Piensa positivamente!

“Mantén tus pensamientos positivos, ya que tus pensamientos se vuelven tus palabras.  Mantén tus palabras positivas, ya que tus palabras se vuelven en tus comportamientos.  Mantén tus comportamientos positivos,  ya que se vuelven tus hábitos. Mantén tus hábitos positivos, ya que se vuelven tus valores.  Mantén tus valores positivos, ya que se vuelven tu destino”.  Esta frase, dicha por Gandhi, encierra una verdad que está siendo descubierta hasta ahora.

Cada día es más común escuchar que los pensamientos pueden crear la vida que deseas y que éstos han creado hasta ahora la vida en la cual te encuentras.  Nosotros, como seres humanos, tenemos energía que transmitimos.  Es lógico pensar que nuestra mente, como parte de nuestro cuerpo, también genera energía, y nuestros pensamientos son expresiones de esta energía.

De la misma manera con que las ondas de radiofrecuencia viajan, igual sucede con nuestros pensamientos.  Recuerda que las ondas de radio son ondas de energía.  Nuestros pensamientos se comportan de la misma manera, por ser también energía, en donde el emisor resulta ser una persona o un acto en sí.

Puedes tener opiniones encontradas al respecto, pero ponte a pensar en los eventos de tu vida que has calificado como “coincidencias”, en donde, por ejemplo, casualmente estás pensando en alguien y te topas con esta persona minutos después o recibes una llamada de ella.   Estas coincidencias no son más que la energía que  manifestaste, puesta en movimiento.

Es vital mantener pensamientos positivos en nuestra mente, ya que estos pensamientos, al ser repetidos constantemente, se vuelven parte de tu subconsciente, y actuarás en base a ellos sin que te des cuenta.  Por tal razón, si tus hábitos son creados en base a cosas positivas, la forma en que desarrolles tu vida y los resultados que obtendrás a partir de las acciones serán positivos también.

Algo que debes tener en cuenta es que la mente no reconoce las palabras negativas. Esto se debe a que tu cerebro piensa en imágenes, y si dices algo que no quieres, tu cerebro coloca una imagen tuya realizando precisamente el acto negativo que quieres evitar.  Es por esto que debes tener un diálogo interno positivo y con palabras edificantes, de manera que construyas imágenes eficaces.

Vuélvete consciente de los pensamientos que tienes y pon tu mente a trabajar. Visualízate de la manera que quieres ser o estar, y poco a poco irás creando comportamientos que pueden convertirse en hábitos.  De esta manera, ¡vivirás la vida que siempre has deseado para ti!

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos.

Sticky
0
Compartir
Jun 17, 2011

Metas a corto y largo plazo

¿Sabías que con solo perder de un 5 a 10 por ciento de tu peso, disminuye tu riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares?

Después de haber tomado la decisión de bajar de peso, debes establecer metas realistas a corto y largo plazo para aumentar la probabilidad de que logres el éxito.

En varios estudios se ha observado que muchas personas que bajan de peso recuperan el peso perdido en un plazo de tres años. Esto es debido a que sus metas no van de acuerdo con su realidad. Si tu dices por ejemplo “De hoy en adelante solo comeré frutas y verduras diariamente” o “A partir de mañana me levantaré temprano y correré 15 vueltas alrededor del estadio de Fútbol” te será más difícil bajar de peso, que si dices “Hoy comeré una fruta fresca en vez de una golosina” o “A partir de mañana me levantaré temprano y caminaré por 20 minutos alrededor de la cuadra”.

A continuación te damos algunos consejos para ayudarte a establecer metas realistas:

Pide ayuda a tus seres queridos
El apoyo de familiares y amigos es muy importante para ayudarte a cumplir con tus metas. Involúcralos y hazles saber lo importante que es para ti tener su apoyo.

Lleva tu diario de alimentos y ejercicios
Tener tu diario de alimentos y ejercicio es muy bueno para ayudarte a tener éxito.

Trata de cumplir con tus objetivos menores antes de cumplir con tus metas
Puedes disminuir el refresco o soda que te gusta tomar diariamente, a razón de una vez por semana, dejar de servirte mayonesa con las comidas, servirte menos ración de pan o dejar de usar la escalera eléctrica. De esa forma no te estarás limitando demasiado y no renunciarás a seguir adelante.

Proponte metas a largo y corto plazo
Una pérdida excesiva de peso de 20 o 30 kilos en un mes es irreal y no es saludable, pero puedes proponerte metas más cortas como perder 3 o 4 kilos al mes, de manera que logres llegar a los 30 kilos en un plazo más largo es decir, 8 meses. Recuerda que para subir de peso necesitaste de muchos meses o años, de igual manera necesitas tomarte tiempo para bajar.

Cambia de actitud y disfruta tus cambios
Si los hábitos saludables son para ti un sacrificio es más difícil que cumplas tus metas. Por el contrario, disfruta de tus comidas y piensa en los beneficios que le proporcionan a tu salud.

Por último, toma en cuenta lo siguiente antes de establecer tus metas:

  • Define tu meta final, es decir el número de kilos o libras que deseas perder en total.
  • Enumera los hábitos que necesitas modificar para cumplir con tu meta y colócalos en orden de importancia.
  • Establece plazos realistas para bajar de peso por ejemplo: 2 libras semanales.
  • Haz una lista de las estrategias que vas a usar para lograr esos cambios.

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos.

Sticky
0
Compartir
Jun 17, 2011

Salud masculina

Como dice el famoso adagio: “Es mejor prevenir que lamentar”. Afortundamente, muchas enfermedades comunes en los hombres pueden prevenirse. Sigue leyendo y c onoce cómo puedes mejorar tu salud y calidad de vida siendo fuerte y saludable.

Entre las enfermedades que representan los principales riesgos de salud en hombres se encuentran: las enfermedades cardiovasculares, el cáncer de próstata, el cáncer testicular y el de colon. Sin embargo, todas éstas tienen la ventaja de que pueden detectarse de forma temprana para evitar complicaciones y, mejor aún, prevenirse a través de un estilo de vida saludable.

Las siguientes recomendaciones se basan en las que han sido publicadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para promover la salud masculina y prevenir las enfermedades que mencionamos anteriormente:

Come saludable. Los beneficios de tener una dieta balanceada y saludable son incontables. Una dieta que incluya granos enteros, cereales integrales, productos lácteos bajos en grasa y cinco o más porciones diarias de frutas y verduras te aportará los nutrientes y la energía que necesitas para mantenerte fuerte y activo. Además, este tipo de dieta contiene fibra suficiente para mejorar tu digestión y ayudarte en la prevención de ciertas enfermedades, como el cáncer de colon. Finalmente, una alimentación baja en grasa saturada y colesterol es fundamental para la prevención de enfermedades cardiovasculares.

¡Ponte en movimiento! Según los CDC, más del 50 por ciento de estadounidenses no realizan suficiente actividad física como para conservar una buena salud. La recomendación actual es realizar por lo menos 30 minutos de ejercicio aeróbico a intensidad moderada la mayoría de días de la semana—idealmente todos los días. Busca el ejercicio que más te guste hacer y ¡hazlo parte de tu rutina diaria! Tienes muchas opciones, como: caminar, nadar o montar bicicleta. También lo puedes combinar con una rutina de pesas, para que tonifiques tus músculos. Lo importante es que elijas una actividad que te motive y que fijes los días y las horas en que la realizarás.

Evita el tabaco. Ya ha sido más que comprobado que el tabaquismo aumenta el riesgo de muchas enfermedades, en especial las cardiovasculares y diferentes tipos de cáncer. Busca asesoría médica para dejar de fumar lo más pronto posible.

Realízate exámenes de rutina periódicamente. Junto con tu médico de cabecera, puedes establecer qué pruebas debes realizarte y con qué frecuencia. Esto te ayudará a mantener un buen control de tu salud y detectar temprano cualquier anomalía.

Maneja el estrés. ¡Es mejor que aprendas a manejar el estrés antes de que éste te maneje a ti! Recuerda hacer tiempo también para las actividades de recreación y relajación. Si tienes problemas con el estrés y no estás logrando controlarlo por ti mismo, busca asesoría profesional.

Conócete y cuídate. Conocer tus antecedentes familiares te puede dar una idea de las enfermedades a las que puedes ser más propenso, por lo que debes tomar las medidas necesarias para disminuir tus riesgos. Además, no olvides que “salud” no significa solamente estar libre de enfermedades, sino que implica un estado de bienestar completo. Entonces, ¡consiéntete un poco! Trata de dormir suficiente cada día para recargar tus energías, dedícale tiempo a tu “hobby” favorito y pasa más tiempo con tu familia y amigos.

Mantén un peso adecuado. Alcanzar y mantener un peso saludable es una buena forma de prevenir muchas enfermedades, como la Diabetes tipo 2, la hipertensión arterial y otras enfermedades cardiovasculares.

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos.

Sticky
0
Compartir
Jun 17, 2011

Tu Diario / Bitacora

El primer paso para el éxito – y posiblemente el más importante – es que te des cuenta de cuándo, cómo y por qué comes, así como tu actitud respecto a la actividad física, a fin de entender tus hábitos de alimentación. MiDiario te ayudará a realizar esta tarea.

En MiDiario debes anotar la fecha, hora y situación en la que comas. También debes anotar los alimentos que comas, la cantidad que consumas de cada uno y el tiempo que te llevo comer.

Trata de anotar todo lo que comas y todo el ejercicio que hagas en un periodo de una semana, incluyendo el fin de semana y trata de tener el diario a toda hora contigo para que el registro de los datos sea adecuado. Para tu conveniencia, puedes imprimir el formato que aparece en esta página y traerlo en tu bolsa o portafolio, de manera que inmediatamente después de que comas algo puedas anotarlo. Está de más recordarte que debes hacerlo con la mayor honestidad posible ya que se trata de que te des cuenta de cuales son tus hábitos y actitudes.

Es muy importante que te enfoques cada día en lo siguiente:

  • Qué alimentos comes y en qué cantidades.
  • Tus emociones cuando comes ( si comes cuando estás estresado, cansado, triste, enojado o aburrido, o cualquier otra emoción).
  • Si comes rápido.
  • Si tienes antojos especiales por algún alimento.
  • Si comes cuando estás viendo la televisión, trabajando en la computadora, mientras lees, en el carro o en la cama.
  • Si te saltas algunas comidas.
  • Cómo te sientes respecto al ejercicio.

Esta información te ayudará a conocer tu conducta alimentaria y tu actitud hacia el ejercicio de manera que puedas desarrollar algunas estrategias que te ayuden a lograr tu meta.

Llevar tu diario te ayudará a tener éxito en tu plan de dieta y ejercicio. ¡Comienza a anotar lo que comes, el ejercicio que haces y cómo te sientes!

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos.

Sticky
0
Compartir
Jun 17, 2011

Luce unas piernas perfectas

¿Te gustaría tener unas piernas bien torneadas y tonificadas? Aunque la genética no te haya dado un par de piernas largas y esbeltas, la buena noticia es que existe una variedad de ejercicios que puedes realizar para adelgazarlas y fortalecerlas.

En este artículo te presentamos algunas recomendaciones y cuatro de los ejercicios más efectivos para tonificar las piernas sin desarrollar su musculatura de forma excesiva.

De cuerpo entero

Antes de empezar un programa de ejercicios para las piernas, debes tener en cuenta que no es posible hacer ejercicios para desarrollar o reducir solamente una parte del cuerpo. Si quieres tener piernas bonitas, necesitas ejercitarte y ponerte en forma de la cabeza hasta los pies.

Por esta razón, la base para lograr este objetivo es el ejercicio aeróbico realizado de forma regular (de 3 a 5 días por semana, de 30 a 60 minutos cada vez), acompañado de una dieta apropiada. Algunos ejemplos de ejercicios aeróbicos que enfatizan la actividad en las piernas son: subir escaleras, montar bicicleta, caminar, patinar o correr.

Una vez que hayas establecido tu rutina regular de ejercicio cardiovascular puedes empezar a ejercitar partes específicas de tu cuerpo, como las piernas.

Ejercicios sencillos y efectivos

A continuación, te presentamos algunos de los ejercicios más efectivos para las piernas que puedes hacer en tu casa con toda comodidad y que pueden servirte de guía para elaborar tu rutina.

Antes de empezar, recuerda que debes iniciar despacio, como con cualquier rutina nueva, y dejar de hacer algún ejercicio si sientes mucho dolor o incomodidad.

1. Cuclillas (squats)):

Este ejercicio tonifica los siguientes músculos de la parte baja del cuerpo: los muslos, las caderas y los glúteos.

  • Empieza de pie, con las piernas abiertas a lo ancho de la pelvis y con las manos en las caderas (nivel básico) o sosteniendo pesas manuales, o mancuernas, con los brazos flexionados y las manos a la altura de tus hombros (nivel avanzado).
  • Mantén la vista hacia adelante y aprieta los músculos abdominales para mayor estabilidad.
  • A continuación, dobla las piernas con las rodillas perpendiculares a los tobillos y echa las caderas hacia atrás, como si te fueras a sentar. No bajes más de 90 grados.
  • Con lentitud, regresa a la posición inicial, manteniendo tus talones en el piso.
  • Empieza con una serie de 10 a 15 repeticiones. Poco a poco, aumenta a 2 ó 3 series si quieres que tu rutina sea más estimulante.

2. Paso adelante (lunge):

  • Comienza de pie, con los pies separados a más o menos 20 cm (8 pulgadas) de distancia.
  • Da un gran paso adelante con el pie derecho, sin mover el otro pie, flexiona las rodillas y baja el cuerpo hacia el piso, con tu torso recto, hasta que tu rodilla izquierda esté a unos 8 cm (3 ó 4 pulgadas) del piso.
  • A continuación, empuja el pie derecho hacia el piso y, con un movimiento hacia arriba y atrás, regresa a la posición inicial.
  • Repite el movimiento con la otra pierna.
  • Haz este ejercicio muy despacio al empezar para asegurarte de lograr buena forma. Haz tres series de estos ejercicios con cada pierna, cuatro veces a la semana. Si el movimiento es muy fácil para ti, puedes hacerlo con pesas en cada mano.

3. Curl de piernas (leg curl):

Para que este ejercicio sea más eficaz, necesitarás utilizar pesas que se fijan a los tobillos.

  • Empieza en posición “a cuatro patas”, con las rodillas y las manos en el piso, y estira una pierna hacia atrás hasta que la rodilla esté derecha y un poco más alta que la cadera.
  • Dobla la rodilla hacia tu cuerpo lo más que puedas y estírala otra vez, pero no dejes que ésta baje a un nivel inferior a tu cadera.
  • Haz una serie de 15 a 25 repeticiones con cada pierna y repite la serie 2 ó 3 veces. Para mayor resistencia, puedes usar más peso.

4.  Extensiones para las piernas:

Esta es la versión casera de un ejercicio muy popular en los gimnasios, con la ventaja de no necesitar equipo especial, tan sólo pesas para tus tobillos. Sin embargo, ten mucho cuidado al realizarlo, porque podrías lesionarte las rodillas si lo haces con demasiado peso o de forma incorrecta.

  • Siéntate en una silla con pesas en los tobillos y una toalla enrollada debajo de las rodillas. Aprieta los músculos abdominales y mantén la espalda recta.
  • Tus rodillas deben sobresalir del borde de la silla un máximo de 5 cm (2 pulgadas). Separa tus pies a lo ancho de la pelvis y mantén los talones levantados, con los dedos tocando el piso.
  • Levanta la pierna derecha con lentitud, déjala elevada por un segundo y vuelve a la posición inicial.
  • Haz tres series de 8 a 12 repeticiones con cada pierna.

¡Combinando una dieta adecuada y una rutina regular de ejercicios aeróbicos con estos cuatro simples movimientos, lograrás unas piernas perfectas! Podrás ver los resultados dentro de un mes a seis semanas, dependiendo de tu edad, la frecuencia con que haces ejercicios y tu estado físico.

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos.

Sticky
0
Compartir
Jun 17, 2011

10 tips para no subir de peso en Año Nuevo

¿Una de tus promesas de fin de año es perder peso? Ya cuentas con uno de los elementos esenciales: el deseo de lograrlo. Ahora tienes que despejar el resto de la ecuación para obtener el resultado deseado y perder peso. Las personas que han logrado adelgazar y mantener su peso estable no tienen una “fórmula mágica” secreta, sino que combinan tres elementos básicos: siguen una dieta sana, hacen ejercicio de forma regular y cuentan con el apoyo de su entorno (su pareja, amigos y grupos de ayuda).

Para adelgazar o mantener tu peso, es esencial tener una actitud positiva y la motivación adecuada. Si tratas de perder peso sólo para poder ponerte el vestido de graduación, probablemente tu determinación y tus esfuerzos desaparecerán después con el tiempo.

  1. Declara tus firmes intenciones y ponte metas a corto plazo. Para conseguirlo, es conveniente concentrarte en tu peso actual y tu estilo de vida, y no pensar tanto en cómo quieres estar dentro de cinco meses. Es más fácil decir que hay que perder dos kilos o unas pocas libras ahora y no diez en total.
  2. Canbia tu idea acerca de las dietas y convéncete de que salud puede ser sinónimo de satisfacción y diversión.
  3. Vacía la nevera y la despensa. Elimina todas las latas, cajas y paquetes de alimentos que contengan mucha grasa y muchas calorías.
  4. Empieza poco a poco a llevar una vida activa. Sal a caminar en la cuadra después del almuerzo. Cuando haga calor, ve a la piscina y trata de caminar en la parte profunda o nadar unas cuantas brazadas.
  5. Cambia una o dos cosas para bien cada semana. Por ejemplo, deja de comer postre o haz una ensalada sencilla de vegetales con pocos ingredientes o con ingredientes bajos en calorías en lugar de una ensalada con aderezos grasosos.
  6. Celebra cuando hayas alcanzado alguna de tus metas a corto plazo. Llama a un amigo y dale la buena noticia o recompénsate haciendo tu actividad favorita.
  7. Recuerda que es mejor perder peso lenta y constantemente. Poco a poco se va viendo la diferencia: si pierdes 1 libra por semana habrás perdido casi 52 en un año.
  8. Si no te gusta hacer algún tipo de ejercicio prueba con otros: no existe un ejercicio “perfecto”. Trata de hacer más de una actividad para poder cumplir con tu cuota de ejercicio.
  9. Pide ayuda de manera específica, por ejemplo: “Ayúdenme a recoger la mesa después de la cena para no comerme los restos”.
  10. La clave es controlar, no eliminar. Si te provoca comer pizza de vez en cuando, pues entonces come, pero un pedazo pequeño.

Recuerda que adelgazar y engordar de dieta en dieta no te ayudará a mantener tu peso. Para controlar el peso es necesario llevar un estilo de vida sano y activo. Sólo tendrás éxito si cambias tu estilo de vida para toda la vida.

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos.

Sticky
0
Compartir
Jun 17, 2011

Objetivos y hábitos saludables para los niños

A medida que el niño crece y se desarrolla, va adquiriendo hábitos y adoptando costumbres que poco a poco va integrando en lo que será su estilo de vida, del cual hacen parte fundamental su manera de alimentarse y su actitud ante la actividad física.

Un niño que crezca en un hogar cuyos padres sean aficionados a la lectura, a la televisión o al uso de la computadora, tiene muchas posibilidades de adoptar un estilo de vida sedentario que se reflejará en aspectos fundamentales de su vida, como son:

  • el tiempo que pasa sentado,
  • su manera de caminar, y
  • su poco interés por la práctica de deportes o ejercicios.

Lo contrario sucede con los hijos de padres muy activos, cuyo marcado interés por la actividad física se vive en el ambiente familiar, contribuyendo de manera significativa a crear el interés de todos en la casa por la actividad física.

Igual sucede con la manera de alimentarse. La mesa familiar es el sitio por excelencia para desarrollar los buenos hábitos alimentarios. El hecho de comer en familia o “cada uno por su lado” puede jugar un gran papel en el proceso de desarrollar las perspectivas de salud de cada persona.

Si bien es cierto que comer en la mesa familiar es una costumbre que trae muchos beneficios, debe tenerse en cuenta que los hábitos alimentarios inconvenientes se transmiten también con gran facilidad en este ambiente.

Lo que realmente contribuye a la adopción de un estilo de vida poco saludable es la manera como se transmiten los mensajes a los niños. Un buen ejemplo es la lectura, la cual es recomendable fomentar en la niñez y la juventud, pero cuidándonos de transmitir el mensaje positivo sin el complemento negativo de la imagen de unos padres que pasan “todo el día sentados”. Lo deseable es que los hijos vean que sus padres, además de dar muestras de una vida realmente activa, disfrutan con frecuencia de la lectura de buenos libros.

Otro ejemplo es la actitud obsesiva por el ejercicio, la cual puede llevar a los hijos a rechazar todo lo que pueda asociarse con algo que les impide hacer las cosas que les gustan, porque sus padres nunca salen del gimnasio.

En el caso de la alimentación, además del componente genético que influye sobre el riesgo a la obesidad, lo más importante es lo que se aprende en cuanto a la manera de comer. Esto abarca desde la selección de los alimentos al momento de la compra hasta la forma de servir la mesa, pasando por la manera de preparar las comidas.

En México es muy común, poner en la mesa para que los miembros de la familia se sirvan más comida que la que realmente debe comer cada uno. No es extraño que para tres personas se pongan a disposición cinco o seis suculentas piezas de pollo, abriendo así el camino a los excesos.

Es muy importante promover en los niños y jóvenes de la familia la adopción de hábitos que los lleve a construir estilos de vida saludables, de los cuales formen parte una alimentación equilibrada y buenos niveles de actividad física.

Quienes ya pasamos de la etapa en que estaba en nuestros padres la responsabilidad de crearnos las condiciones para que fuéramos construyendo un estilo de vida saludable, debemos tomar conciencia de que el asunto queda ahora exclusivamente en nuestras manos. La calidad de vida que podamos disfrutar en los años por venir depende de nuestra decisión de hacerlo bien ahora.

Si tienes que hacer cambios en tu estilo de vida, nunca es tarde para comenzar.

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos.

Sticky
0
Compartir
Página 30 de 32« Primera...1020...2829303132
Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.