Evita la obesidad en tu mascota

Jun 01, 2012

Evita la obesidad en tu mascota

0
Compartir

 

 

 

El mejor amigo del hombre sufre los estragos de que muchos de sus amos le inculquen o hereden sus malos hábitos alimenticios y una vida sedentaria, conductas que han provocado la aparición de numerosos trastornos asociados con la obesidad y el sobrepeso en muchos perros domésticos.

De acuerdo con Thomas Graves, veterinario y jefe de medicina interna en animales pequeños de la Universidad de Illinois, Estados Unidos, esos padecimientos inciden en la aparición repentina de enfermedades crónico degenerativas como diabetes, arterioesclerosis, hipertensión, cáncer, así como en diversos trastornos de movilidad que propician en estos fieles y peludos cuadrúpedos una verdadera “vida de perro”.

Heredan malas costumbres “Muchas personas tienen el hábito de estar alimentando a su mascota constantemente; les dan dulces, pan, frituras, embutidos y premios. Lo que no saben es que les están haciendo mucho mal a sus perros, pues fomentan que el animal tenga problemas para controlar su apetito y con ello que gane kilos de más”, señala el también autor de numerosos artículos sobre enfermedades en pequeñas especies.

Aunque lo peor de todo, apunta el médico veterinario, es la falta de ejercicio físico de las mascotas, más aún si los propietarios de los mismos ni siquiera acostumbran el ejercicio para ellos mismos, un fenómeno que sucede muy frecuentemente en países como Estados Unidos y México, naciones que ostentan los penosos primeros lugares a nivel mundial en personas con sobrepeso u obesidad.

Riesgos y pesares El especialista agrega que, si bien algunos propietarios pasan por alto este problema en sus mascotas, la mayoría de los perros que sufren dichos trastornos no la pasa nada bien, pues, además de las numerosas enfermedades de las que pueden ser presa, está también el deterioro en su calidad de vida, ya que muchos perros con sobre peso tienen dificultad para caminar, correr y jugar.

Algunos de ellos incluso se deprimen, pues no les es posible ni siquiera poder recibir a su amo en la puerta.

Por ello, Graves aconseja a los propietarios de este tipo de mascotas que tengan especial interés en procurar que los perros se ejerciten y nutrirlos con una dieta balanceada, preguntando al médico veterinario cuál es la porción adecuada y cuántas veces al día debe comer el can.

Detecta la obesidad canina Si tu mejor amigo tiene estos síntomas, llévalo al médico veterinario, pues quizá tenga algunos kilos de más:

– Tiene mucho apetito. – Toma demasiada agua. – Se sofoca con facilidad. – No puede subir escaleras. – Se limpia constantemente la panza.

 

Post a Comment

Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.