Alimentos orgánicos

Además de su mejor sabor, frescura y cualidades nutrimentales, los productos orgánicos tienen un valor social y ecológico agregado.    Sin embargo, estas ventajas son puestas en duda desde la perspectiva de la agricultura tradicional.   Mantente al tanto de ambas

“Quienes consumen los productos orgánicos suponen que al ser más costosos tienen mayor calidad y son más saludables que los convencionales, sin embargo, los alimentos orgánicos pueden presentar contaminación biológica que implica riesgos para la salud”. Destaca el entrevistado.  “En las cosechas de estos se emplean abonos como el estiércol, los cuales si no se utilizan de forma adecuada pueden aumentar la población de bacterias e infectar el alimento”, precisa el investigador del centro de ciencias de la UNAM.   Aunque muchas personas creen que esta clase de siembra garantiza la conservación de los recursos naturales, suelo, aire, y agua, también puede tener el efecto contrario.    “este tipo de proceso involucra muchas jornadas de trabajo manual por parte de los agricultores, así como contacto con los animales, lo cual contribuye a degradar el suelo”, agrega.
Una desventaja que presentan los sembradíos orgánicos es que los repelentes naturales no son suficientemente potentes para combatir plagas.   No se ha confirmado que los alimentos orgánicos sean más nutritivos que los convencionales, ya que ello depende de la variedad de condiciones de crecimiento.
“La agricultura convencional, biotecnia y orgánica no son técnicas antagónicas de cultivo, sino distintas estrategias de cultivo que atienden a nichos de mercado diferentes”, concluye el especialista.
Los alimentos orgánicos son cultivados sin fertilizantes o pesticidas químicos, además su proceso de siembra requiere un análisis de las condiciones de la tierra y el agua con el fin de evitar cualquier contaminación.   “estos productos están certificados por organismos internacionales para asegurar que el procedimiento de siembra se lleve a cabo bajo estos principios”.
Aunque a último años las ventas de estos productos han aumentado su costo supera a los convencionales,  esto es porque el rendimiento de la producción es bajo, por ejemplo, en una hectárea de cultivo de manzanas se cosechan menos de la mitad que de la forma tradicional.   En nuestro país la sociedad está interesada en adquirir alimentos orgánicos, ya que además de ser saludables y conservar el equilibrio ecológico, apoyan el comercio justo, es decir, los productos reciben una remuneración que les permite mejorar la calidad de vida de sus conmerciantes.
 

Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *