Comer “a todo color” asegura una alimentación saludable

Pese a la multiplicidad de mensajes para cambiar los hábitos alimenticios, en los últimos años la curva del sobrepeso y la obesidad parece convertirse en una línea ascendente. Según revela un estudio a cargo del Ministerio de Salud provincial de Argentina, este año se registraron 2.160 chicos más con sobrepeso y obesidad que el año pasado.

Por eso, con motivo de la celebración del Día de la Alimentación, las autoridades sanitarias advirtieron que el exceso de peso “es un mal epidémico” y “el tema atraviesa todas las clases sociales, porque en los sectores más pobres se comen más grasas y harinas por razones económicas, mientras que en las clases medias y altas se llega al mismo resultado por exceso de comida chatarra: snacks, hamburguesas, frituras y embutidos son moneda corriente” , detalló Carlos Zabala, responsable del Programa de Salud Escolar .

El problema no es menor si se tiene en cuenta que más allá de las cuestiones estéticas, el sobrepeso implica un mayor riesgo de diabetes, hipertensión, y síndrome metabólico al tiempo que, en un mundo donde hay tolerancia cero para las imperfecciones en la imagen, somete a los chicos a problemas de discriminación, hostigamiento y baja autoestima.

Para hacer frente al avance de los kilos demás, desde el programa de Salud Escolar de la Provincia se confeccionaron guías de Alimentación Saludable para distribuir en cada una de las Regiones Sanitarias y desde allí llegar a los municipios y a las escuelas.

Los cinco colores

La nueva tendencia en materia de alimentación emplea la siguiente fórmula, a modo de ayuda a la memoria: si uno come a color, come bien, mientras que cuanto más monocromática es la dieta más pobre es la nutrición.

Los colores clave son, según los nutricionistas, el rojo, presente por ejemplo en carnes y frutas; amarillo, en los cereales; verde, en verduras de hoja; azul, como símbolo de los lácteos y naranja, en huevo, nueces, hortalizas y frutos.

“Con la idea de comer algo de los cinco colores se busca generar un ayuda memoria, para tener presente los nutrientes diarios esenciales, es decir, proteínas, hidratos de carbono, lípidos o grasas, vitaminas, minerales y agua”, aclaró Ana Díaz, médica del Programa de Salud Escolar del Ministerio de Salud bonaerense.

Según los especialistas, tanto en chicos como en adultos, la tendencia alimentaria en el país es hacia la subida en hidratos de carbono y a la baja de las proteínas. “Los primeros nos dan la energía indispensable para realizar actividades mientras que las proteínas son fundamentales para la formación de células y reparación de tejidos”, explicó Díaz y agregó que si bien todos los nutrientes son necesarios para estar sano, cuando la balanza se inclina hacia los hidratos y éstos se combinan con sedentarismo, la ecuación da sobrepeso y obesidad.

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos naturales, su uso será responsabilidad absoluta de quien las usa, consuma y prescriba. Consulte a su médico antes de tomar cualquier tratamiento o sustancia. La información de este sitio No sustituye la atención médica y la consulta con profesionales en el área de salud. Consulte a su médico antes de iniciar cualquier tratamiento, dieta o programa físico.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *