Los caprichos en las dietas podrían ser aceptables

Expertos han encontrado que durante una dieta de adelgazamiento o en el periodo posterior a ella, cuando se teme recuperar el peso perdido, podría ser aceptable y hasta conveniente tomar pequeñas cantidades de nuestros caprichos favoritos, puesto que la privación total de ellos podría aumentar nuestra ansiedad, disparar nuestro apetito y poner en peligro lo que hemos obtenido.

Experimentos han demostrado que la privación total de ciertos alimentos hacia los que la persona que hace la dieta siente especial predilección, supone un aumento del “valor de refuerzo” de éstos. El valor de refuerzo se refiere la motivación que se tiene para obtener un alimento, así el valor de refuerzo de un alimento deseado pero insano o hipercalórico como snacks, chocolate, helado, etc. es un concepto muy importante para el éxito o fracaso de la misma, aseguran expertos.

Por el contrario, la ingesta habitual de dichos alimentos preferidos, incluso en cantidades moderadas, supone una atenuación de su valor de refuerzo y una disminución de la ansiedad que produce la dieta. Por tanto, si estos caprichos se consumen en cantidades pequeñas y no están prohibidos de forma tajante por el médico por razones de salud, puede ser admisible, y hasta conveniente, no prescindir totalmente de ellos.

Uno de los estudios que hace referencia al tema fue realizado por la División de Medicina Conductual del Departamento de Pediatría de la Universidad de Buffalo (Nueva York, Estados Unidos), y publicado en “American Journal of Clinical Nutrition”, el cual comprobó, entre otras cosas, que las personas perdían interés en su comida favorita tras ingerirla durante dos semanas.

En conclusión, puede ser preferible el mal menor de ingerir unas calorías de más, al no renunciar del todo a ciertos caprichos, frente a una privación absoluta que pueda llevar al fracaso de la dieta por la aparición de una ansiedad insuperable.

No obstante, un factor a tener en cuenta es si la persona es capaz de limitar la cantidad ingerida a niveles razonables (una cantidad pequeña de calorías adicionales). De lo contrario, habrá que cambiar de estrategia, hacer un pacto consigo mismo y marcarse una cantidad máxima diaria de ese alimento irresistible, con el compromiso de que si la superamos, tendremos que prescindir totalmente de él en el futuro.

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos naturales, su uso será responsabilidad absoluta de quien las usa, consuma y prescriba. Consulte a su médico antes de tomar cualquier tratamiento o sustancia. La información de este sitio No sustituye la atención médica y la consulta con profesionales en el área de salud. Consulte a su médico antes de iniciar cualquier tratamiento, dieta o programa físico.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *