Los carbohidratos castigan el hígado

El exceso de azúcar puede derivar en esteatosis hepática no alcohólica

Pues sí. Qué le vamos a hacer, pero resulta que ponerte morado de azúcar y féculas no sólo te aumenta el perímetro de cintura, sino que además, según unos investigadores de la Universidad de Duke (EE.UU.), comer demasiados carbohidratos podría ser perjudicial para el hígado.
La razón, según declara el autor del estudio Eric Westman, es que el exceso de azúcar en la sangre se convierte en grasa en el hígado, donde puede acumularse y acabar causando esteatosis hepática no alcohólica. Las buenas noticias: los científicos hallaron que los pacientes que siguieron un régimen bajo en carbohidratos perdieron peso y se curaron de su dolencia en 6 meses.
Antes de tirar todas las golosinas que guardas en la despensa, ten en cuenta que estás en situación de riesgo si tu nivel de glucemia en ayunas es superior a 100 miligramos por decilitro, lo que significa que tu organismo no procesa bien los carbohidratos.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *