Los aminoácidos

Las unidades básicas o elementales que forman las proteínas se llaman aminoácidos. Dicho de otra forma, los aminoácidos constituyen la materia prima de las proteínas y en cada una de ellas la secuencia u orden de estos compuestos orgánicos es diferente.

Los aminoácidos son utilizados por nuestro organismo en el crecimiento y en la descomposición de alimentos, de tal forma que la carencia de éstos en la dieta, provoca que no se puedan crear tejidos nuevos.
Precisamente por esto, el déficit de aminoácidos esenciales afectan en mayor escala a los niños que a los adultos.
Aunque en la naturaleza existen alrededor de 80 aminoácidos diferentes, 20 de ellos son formadores de proteínas, por lo que se les conoce como aminoácidos proteicos.
Ocho de estos 20 aminoácidos son indispensables para la vida humana, por ésta razón se les denomina “aminoácidos esenciales”.
Como nuestro organismo no puede producirlos, es necesario que sean suministrados a través de la dieta, mediante la ingesta de alimentos que contengan proteínas, como huevos, carne, productos lácteos, verduras, granos y nueces. Si un alimento posee todos los aminoácidos esenciales, se dice que contiene proteínas de alta calidad.
La carencia de alguno de los aminoácidos esenciales provoca que la proteína que lo requiere no pueda sintetizarse, lo cual genera diferentes tipos de desnutrición.
Los ocho aminoácidos esenciales para el cuerpo humano son: la Isoleucina, Leucina, Lisina, Motionina, Fenilalanina, Triptófano, Treonina y Valina, los cuales están implicados en diferentes funciones de síntesis, crecimiento, reparación de tejidos, producción hormonal, entre otros.
También existen los llamados aminoácidos no esenciales. Estos son también imprescindibles para la salud, pero pueden ser sintetizados a partir de los aminoácidos esenciales o por la descomposición normal de las proteínas. Entre ellos se encuentran: el ácido aspártico, el ácido glutámico y la glicina.
Cuando ingerimos alimentos, éstos nos proveen proteínas, las cuales para ser absorbidas sufren a través del proceso digestivo un desdoblamiento llamado “hidrólisis” o rotura, transformándose en aminoácidos que atraviesan la pared intestinal y se incorporan al torrente sanguíneo. A través de éste llegan al hígado donde ocurre su metabolismo y desde allí son distribuidos para su posterior utilización, un proceso denominado “circulación entero hepática”.
Los aminoácidos son necesarios para nuestro organismo y más aún durante la etapa de crecimiento y en situaciones de disfunción o enfermedad.
El exceso de aminoácidos provenientes de la dieta no son almacenados por el organismo, sino transformados por éste en combustibles y precursores metabólicos.

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos naturales, su uso será responsabilidad absoluta de quien las usa, consuma y prescriba. Consulte a su médico antes de tomar cualquier tratamiento o sustancia. La información de este sitio No sustituye la atención médica y la consulta con profesionales en el área de salud. Consulte a su médico antes de iniciar cualquier tratamiento, dieta o programa físico.


 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *