El Alzheimer y las dietas altas en proteínas

Resultados de estudios recientes han llevado a investigadores a plantearse una posible teoría que señala que las dietas altas en proteínas podrían dejar a las neuronas más vulnerables a las placas de Alzheimer.

Un estudio dirigido por la Escuela de Medicina Mount Sinai en Nueva York (EEUU) descubrió en ratones, un vínculo entre la dieta alta en proteínas y la enfermedad de Alzheimer. Los resultados se publican en la revista Molecular Neurodegeneration.

Los investigadores evaluaron cuatro menús diferentes en un modelo de ratones transgénicos de enfermedad de Alzheimer, los cuales fueron alimentados con una dieta normal, una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos, una dieta alta en proteínas y baja en carbohidratos o una opción alta en carbohidratos y baja en grasas.

Después, los investigadores examinaron el cerebro y el peso corporal de los ratones así como la acumulación de placas y las diferencias en la estructura de varias regiones cerebrales que participan en los problemas de memoria que se producen en la enfermedad de Alzheimer.

Los ratones que se alimentaban con la dieta alta en proteínas y baja en carbohidratos tenían cerebros un cinco por ciento más ligeros que los otros y las regiones de su hipocampo estaban menos desarrolladas. El resultado fue sorpresivo para los investigadores y hasta que no se pruebe este efecto en ratones no transgénicos no está claro si la pérdida de masa cerebral se asocia con las placas del Alzheimer.

Sin embargo, los resultados de recientes estudios llevaron a los autores a plantearse una posible teoría que señala que las dietas altas en proteínas podrían dejar a las neuronas más vulnerables a las placas de Alzheimer. Los ratones que seguían una dieta alta en grasas tenían niveles mayores de proteínas de placa pero esto no tenía efecto sobre la carga de placas.

Según explica Sam Gandy, director del estudio, “dada la asociación ya conocida de la dieta alta en proteínas con la neurotoxicidad asociada a la edad, uno se pregunta si las dietas particulares, si se consumen a determinadas edades, podrían aumentar la susceptibilidad a la incidencia o progresión de la enfermedad de Alzheimer”.

Los investigadores señalan que la única forma de contestar a este planteamiento es realizar más ensayos clínicos sobre la dieta. “El proyecto sería un desafío pero podría merecer la pena si realmente existiera una probabilidad de que los estragos del Alzheimer pudieran ralentizarse o evitarse a través de una dieta saludable. Estos ensayos serán necesarios si los científicos quieren realizar recomendaciones específicas sobre los riesgos de la dieta en el Alzheimer”.

Información básica no exhaustiva proporcionada con fines meramente informativos. Para ahondar con mayor profundidad sobre información relativa a herbolaria, dietas, sustancias o terapias de salud natural pregunte a su médico o consulte publicaciones científicas especializadas. Dienut, no se responsabiliza de ningún daño o problema relacionado con la utilización de sustancias, dietas o tratamientos naturales, su uso será responsabilidad absoluta de quien las usa, consuma y prescriba. Consulte a su médico antes de tomar cualquier tratamiento o sustancia. La información de este sitio No sustituye la atención médica y la consulta con profesionales en el área de salud. Consulte a su médico antes de iniciar cualquier tratamiento, dieta o programa físico.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *